Juntos descubriremos el manifiesto de tu Ser 


Nathacha Oura 
Consultora de Astrología y Tarot





Astrología Consciente


Una buena consulta astrológica debe estar encaminada a la autoconsciencia, el despertar interior y el impulso en la consecución de metas que respondan a tu verdadera naturaleza, motivándote a sacar el máximo provecho de tus talentos y desarrollar tus potencialidades.

Una Astrología orientada a tu despertar interior y crecimiento personal, para que puedas, con la ayuda de esta herramienta, vivir más conscientemente tus procesos internos y desarrollar tu máximo potencial humano.

Este enfoque te facilitará hacer mayor consciencia de todos los arquetipos a través de los cuales tu Ser se expresa y que están orientados a diferentes cuestiones de la vida, tales como las relaciones, la profesión, la salud, la economía, los talentos, la espiritualidad, etc., todo ello orientado a tu autoconocimiento y a un mejor aprovechamiento de tu mapa natal como impronta de tu experiencia vital.





Consultas Astrológicas


A continuación las consultas astrológicas que realizo, puedes concertar visita a través del formulario de contacto adjunto en este blog

 Carta Natal
Carta Natal La carta natal es una representación gráfica del cielo en el momento justo del nacimiento de una persona, la interpretación de la misma, realizada por el astrólogo, permite al consultante abrir las puertas a un mayor y más profundo autoconocimiento, facilitando así su proceso de crecimiento personal.

 Tránsitos y Revolución SolarTránsitos y Revolución Solar  Son técnicas astrológicas que permiten orientar a la persona sobre los procesos que atraviesa y  las tendencias evolutivas referidas a esos procesos, identificando las áreas de expansión, cambios, transformación, creación, madurez y estructuración en su vida, con el fin de que pueda experimentarlos de forma más consciente y responsable.

 Sinastría
Sinastría  Es un estudio para parejas, socios, amigos, padres e hijos, hermanos, etc., basado en la comparación y combinación de sus respectivas cartas natales, que permite profundizar en la comprensión de su dinámica de relación, analizando los puntos de compatibilidad, armonía y posibles tensiones, con el fin de abordar la relación de forma más consciente, comprendiendo el sentido de la misma y reforzando así el aprendizaje mutuo.



Sesiones de Coaching Astrológico


Astrocoaching  La Astrología es una extraordinaria herramienta de autoconocimiento y crecimiento personal, que nos muestra esos focos de luz y obscuridad que buscan ser experimentados, expresados e integrados en la plenitud del Ser.  Trabajaremos juntos en tus procesos vitales, usando como guía tu mapa natal, así como los tránsitos planetarios que nos permitirán adentrarnos en esos procesos, para que los experimentes con mayor consciencia e integres plenamente su aprendizaje, permitiéndote reconocerte con mayor honestidad, aceptarte más, amarte más y relacionarte mejor contigo mismo, con tu entorno y con los demás.



Cursos y Talleres 






Artículos de Astrología 


Aquí puedes leer los artículos de Astrología que suelo escribir, espero los disfrutes y recuerda compartir si te han gustado








Artículos más recientes




Luna Llena en Piscis 2017


La Luna llena que está por acontecer vendrá impregnada de una alta dosis de sensibilidad, a tal punto que, a nivel emocional, tenderemos a experimentarnos más vulnerables, hipersensibles e influenciables ante los estímulos del  medio.

De alguna manera seremos más permeables a todo lo que ocurra en nuestro territorio, ya sea externo o interno... Leer más



Luna Llena en Acuario 2017 y el Eclipse


La Luna llena en Acuario que está por acontecer puede sorprendernos con sucesos inesperados, acontecimientos que se suscitarán de forma repentina para darle un vuelco a aquello que dábamos por hecho en... Leer más  



Luna Llena en Capricornio 2017


Se aproxima una Luna llena sumamente intensa, diría incluso, una Luna que infunde respeto, que hay que abordar con pies de plomo, con las emociones bien templadas y haciendo un esfuerzo especial si queremos realmente ir más allá de los condicionamientos que...  Leer más

Luna Llena en Sagitario 2017



Sagitario es el signo de los sueños, los ideales, de aquello que seduce nuestra mente superior, esa que es capaz de manejar conceptos abstractos y se afana en buscar y encontrar el sentido superior de la existencia...  Leer más  



Luna Llena en Escorpio 2017 


Escorpio es el signo de la transmutación, representa las metamorfosis que es preciso atravesar para dar con el poderoso potencial de luz que habita en la sombra, en todo aquello que, de alguna manera ha sido reprimido y que busca su justo lugar en nuestra vida.
Cuando la Luna llena tiene lugar en este signo es un momento ideal para explorar a través de nuestra dimensión emocional ese contenido que pugna por ser...   Leer más


Luna Llena en Libra 2017


La Luna llena en Libra que se aproxima tendrá lugar en el grado 21 del signo de Libra, el signo de la belleza y el amor entendidos desde el punto de vista ideal, así como también de la socialización, la estética, la justicia y la búsqueda del equilibrio, la armonía y la paz...  Leer más


Luna Llena en Cáncer 2017


Cáncer es el signo de lo maternal, un signo de naturaleza emocional, donde la Luna tiene su domicilio y, por tanto, actúa en dicho signo de la forma más natural y pura que puede hacerlo.  Esta Luna llena será, por ello, un momento especialmente propicio para explorar nuestras necesidades emocionales y nutricias, así como nuestra capacidad de...  Leer más


Luna Llena en Géminis 2016


La próxima Luna llena nos impregnará de su luz desde un signo que nos remite, entre otras cosas, a la dualidad, a lo racional, a las ideas y la comunicación, así como al dinamismo. Se trata del versátil y polifacético signo de Géminis.

La Luna llena en este signo... Leer más





La próxima Luna llena, que será una súper Luna por encontrarse en conjunción a Príapo, el punto de perigeo lunar, tendrá lugar en el grado 22 de uno de los signos claves del zodiaco, un signo que tiene un valor muy significativo en un sentido iniciático, se trata del signo de Tauro, uno de los cuatro signos fijos, especialmente considerados dentro de la tradición iniciática, pues están vinculados a las cuatro estrellas regias y se constituyen, por tanto, en los cuatro pilares o columnas principales del templo interior para todo aquel que trabaja mirando hacia adentro... Leer más



Luna Llena en Aries 2016


Un guerrero interior es aquel que está preparado para pararse firme ante la adversidad haciendo de la luz su guía, atento también a hacer consciencia y desprogramarse de todo aquello que le confronta en su fuero interno y que, de alguna manera, le está impidiéndole reconocerse y Ser. Para ello es importante que algo dentro de sí mismo se rebele y le revele un punto de inflexión que le encamine a ese descubrimiento.

Reconocer esa chispa divina que quiere despertar en el alma será el trabajo más importante a realizar en esta próxima Luna llena que tendrá lugar en conjunción al planeta Urano, en el valiente y auténtico signo de Aries. Ya no hay excusas para no mostrarte ante los demás tal cual eres, si es que aún no lo has hecho... Leer más
Se aproxima la Luna más expansiva y entusiasta del año, la que nos conecta con el optimismo, la fe y la abundancia, la Luna llena en Sagitario.

Esta tendrá lugar el día 21 de Mayo, a las 21:14 UT, a 1° de Sagitario y estará acompañada del planeta Marte, que aún se encuentra retrógrado en este signo.

Sagitario, signo representado por el Centauro, es un signo de naturaleza dual, mitad animal, mitad humano, esto hace referencia a su parte instintiva, sensual, arraigada en la naturaleza y su parte mental, filosófica, que elabora conceptos abstractos... Leer más



Eclipse Total de Sol en Piscis


Esta madrugada ha tenido lugar la Luna nueva en Piscis, protagonizando un eclipse solar total en el grado 18 de este signo.

Cuando la Luna está en su fase nueva, plena de oscuridad, nos remite al arquetipo lunar de La Bruja, el lado más oscuro y poderoso del sagrado femenino, la mujer de poder, la Shakti en su más pura expresión, oscura, silenciosa, plena de sí misma... Leer más




Luna Llena en Virgo 2016


La Luna llena siempre supone un momento de máxima plenitud emocional. El alma es colmada del brillo del astro rey, el cual refleja como un espejo para mostrarnos aquello que desea revelar, ese brillo que no podríamos ver directamente porque nos cegaría... Leer más



Artículos de Tarot


Aquí puedes leer los artículos de Tarot que suelo escribir, espero los disfrutes y recuerda compartir si te han gustado

Luna Llena en Piscis 2017


La Luna llena que está por acontecer vendrá impregnada de una alta dosis de sensibilidad, a tal punto que, a nivel emocional, tenderemos a experimentarnos más vulnerables, hipersensibles e influenciables ante los estímulos del  medio.
De alguna manera seremos más permeables a todo lo que ocurra en nuestro territorio, ya sea externo o interno; todo lo que allí suceda calará más profundamente en nosotros y esto podría, a menos que seamos capaces de adaptarnos a las circunstancias, hacernos sentir invadidos, alienados, o bien, sumergidos en una especie de caos y/o confusión que puede llegar a ser realmente abrumador.
Y es que, además de desplegar su luz sobre el profundo e irracional signo de Piscis, la Luna llena estará acompañada por Neptuno, planeta regente de este enigmático signo, quien se encontrará reclamando como un rey la potestad de su oceánico territorio, haciéndonos experimentarlo con mayor intensidad y plenitud, ya sea que manifieste su energía de forma densa o sutil.  
En este sentido, lo que marcará la diferencia será la actitud que asumamos al respecto.  Con los asuntos neptunianos, será siempre la la fe, la humildad, la aceptación, el perdón, y el amor incondicional lo que nos permitirá integrar su energía y darle el mejor cauce posible.
Fe, que no fanatismo; humildad, que no humillación; aceptación, que no conformismo; perdón, que no sumisión;  amor incondicional, siempre.
Y es que con Piscis y Neptuno tendemos a ceder todo, a negarnos, a permitir ser alienados, pisoteados, sometidos, manipulados, y hay que saber discernir, cualidad propia de Virgo, signo desde el cual el Sol iluminará esta Luna, para no caer en el juego de la sombra pisciana y vibrar desde niveles más elevados de su energía.  Discernir por ejemplo entre la entrega amorosa y la sumisión, proveniente esta última del miedo y la desvalorización.
Otra tendencia negativa de la Luna en Piscis, máxime cuando se encuentra en conjunción a Neptuno, es ejercer una especie de manipulación emocional que no es más que una forma negativa de supervivencia ante el sentimiento de inferioridad o desvalimiento.
La persona, al sentir que no tiene el control de la situación y que no puede conseguir sus propósitos de manera natural, manipulará, comunmente, a través de la victimización.  Así que hemos de estar atentos a no caer en actitudes manipuladoras propias o ajenas.
Piscis y su regente moderno, Neptuno, como buen planeta transpersonal, pueden conducirnos, según como vivenciemos sus energías, a experiencias extremas, ya sea de éxtasis o de dolor, pueden sumergirnos en la plenitud y el gozo de la gracia divina, como también ahogarnos en la desesperación y hacernos sentir profundamente miserables.

Pueden, así mismo, llevarnos a experimentar tanto la sublime belleza del arte y de los mundos sutiles, como la horrible decadencia del vicio y la marginación.  
Y todo esto no es más que parte del juego de maya, pero la energía de este planeta y de este signo también nos brinda la oportunidad de trascender esa ilusión, cuando nos entregamos por completo al Ser, soltando todos lo paradigmas y programaciones que han modelado nuestra estructura egóica, retornando a nuestra verdadera naturaleza.
Mientras tanto, será importante tener en cuenta que la manera como gestionemos las experiencias, ya sea divinamente extáticas o terriblemente dolorosas, como las que puede llegar a vivenciar nuestra alma en esta lunación, será lo que nos permita o nos dificulte integrar lo más sanamente posible la energía neptuniana.
No es lo mismo, por ejemplo, fundirnos en comunión con lo Sagrado y experimentar con humildad y sencillez la gracia de nuestra verdadera naturaleza y obrar desinteresadamente desde esa estado interior, que creernos un mesías o salvador, esperando reconocimiento y pleitesía por ello.
Al igual que no es lo mismo experimentar el dolor y drenarlo sanamente, sanando nuestras heridas, que revolcarse en el sufrimiento y sentirnos miserables e indignos, autocompadeciéndonos y quedándonos en el papel de víctima de otros o de las circunstancias y culpabilizándolos a ellos o, incluso, a nosotros mismos, por todos nuestros males.
De nuevo, el amor incondicional es la clave que marcará la diferencia, permitiéndonos trascender el dolor, el miedo y cualquier emoción negativa que pudiera surgir en el alma.
Contaremos además para ello con la fuerza transmutadora de Plutón en Capricornio que estará involucrado en un sextil con la Luna y Neptuno en Piscis y en un trígono con Sol en Virgo, estimulando la transformación de miedos, bloqueos y condicionamientos limitantes, lo cual facilitará la sanación interior que especialmente en estos tiempos precisamos de una forma u otra.
Por otra parte, esta interacción puede también movilizar nuestro lado más perfeccionista, obsesivo, manipulador, misterioso, controlador y suspicaz, así como favorecer la revelación de secretos o enigmas y potenciar nuestro psiquismo e intuición.
Con la Luna llena en Piscis también podemos sentirnos más inspirados, lo cual favorecerá la natural tendencia pisciana a canalizar la belleza de los mundo sutiles a través de formas de arte tales como la poesía, la música, la danza, el cine y la fotografía.

Piscis es además el signo de la ilusión, tanto aquella representada por la vida misma como aquella que que elaboramos en nuestro imaginario, es por ello que estaremos más soñadores que de costumbre, más fantasiosos y también más nostálgicos, echando de menos ese pasado que nunca volverá y al que, gracias a la energía lunar, podremos transportarnos a través de los recuerdos.  
Si vibramos en el nivel más alto de la energía pisciana podremos ser capaces de trascender esa ilusión que parece atraparnos constantemente y experimentar el florecimiento de nuestra verdadera naturaleza, eterna e inmutable, plena y dichosa.  
Recordemos que Piscis es también el signo de la espiritualidad y la autotrascendencia, así que esta Luna es muy favorable para meditar y reconectar con la fuente y en especial con la energía de la Madre Divina.
La Luna representa, además de nuestra dimensión emocional, el principio de lo femenino por excelencia, a la madre, el hogar y el territorio que nos es familiar, ya sea nuestra propia casa, pueblo o ciudad y país, así como nuestras raíces ancestrales y, como es cíclica, representa también las fases de la vida y, por lo tanto, puede hacer alusión también a la infancia y la juventud y su necesidad de nutrición y supervivencia, a la etapa madura de la madre que nutre, a la anciana que cura y aconseja con su saber y la misteriosa y poderosa bruja, que representa el vacío, la obscuridad, la sabiduría profunda de la sombra y el gozo de retornar a la fuente y de fundirnos con ella a través de la meditación.
En este sentido esta Luna conjunta a Neptuno en Piscis nos permitirá abordar lo femenino desde un punto de vista más profundo y espiritual, descubrir la belleza de su sacralidad para honrarla como se merece, con la acción pura, detallista, devota y servicial que el Sol en Virgo nos propone.
Es posible también que conectemos con una especie de nostalgia de la fuente materna e incluso con algún miedo y/o tristeza relacionado con nuestra madre o con cualquier figura que represente en nuestra vida ese principio materno, ya sea porque esta se encuentre lejos o atravesando algún sufrimiento o enfermedad, porque ya no se encuentre en este plano de existencia o simplemente porque, de alguna manera, nos sintamos separados de ese principio femenino, que nos ha dado origen.
También podría suceder que nuestra familia, casa o territorio esté atravesando por un período de caos, sufrimiento, confunción y desdicha o, en el mejor de los casos, por algún tipo de experiencia de tipo artístico o espiritual.
Puede que nos toque asistir a algún lugar de naturaleza neptuniana tal como un hospital, una cárcel, un monasterio o ashram, un centro artístico o algún lugar marítimo, que de alguna forma nos toque la fibra más sensible del alma.  
Quizá sintamos la necesidad de estar aislados, de recogernos en nuestro hogar o en algún lugar de retiro o escapada y, sobre todo, en ese templo interior que es el alma.  
Meditemos pues en ese espacio sagrado para que esta Luna nos prodigue su amor incondicional y nos arrope con sus bendiciones, sanando cualquier dolor y llenando cualquier vacío ilusorio con su abrazo eterno y trascendente, fundiéndonos en ese verdadero vacío, pleno de gozo, inherente a nuestra naturaleza divina.


Nathacha Oura
Consultora de Astrología y Tarot

Astrocoach

Luna Llena en Acuario 2017 y el Eclipse



La Luna llena en Acuario que está por acontecer puede sorprendernos con sucesos inesperados, acontecimientos que se suscitarán de forma repentina para darle un vuelco a aquello que dábamos por hecho en alguna faceta se nuestras vidas.  
Cuando la Luna llena ocupa el signo de Acuario florecen los cambios que hacen que aquello que estaba estancado o que ha llegado a su masa crítica prosiga su proceso evolutivo, pero no es un cambio que transcurra de forma lenta y progresiva sino más bien a manera de un salto cuántico.  
Por ello, la principal necesidad que experimentaremos en esta lunación será la de renovarnos, romper con lo establecido, hacer algo diferente, encarar la vida con una perspectiva fresca y original y atender al llamado del impulso creativo para permitir que lo nuevo se manifieste en nuestras vidas.
Con la Luna llena en Acuario la tendencia será rehuir de la monotonía y precisando, de alguna manera, salir de nuestra zona de confort, si no hacemos consciencia de esta necesidad, ese impulso de ruptura con la costumbre y la rutina se manifestará a través de alguna situación inesperada o sorpresiva, que quizá pueda generarnos cierto grado de inquietud pero que no será más que una forma en que el universo responde a esa necesidad, latente en nuestro interior, de cambio y disrrupción.
Emocionalmente, es posible que encontraremos bastante agitados o inquietos, quizá expectantes, como si intuyésemos que algo diferente y excitante está por acontecer, puede que esto nos haga sentir nerviosos  y nos genere cierta angustia o, por el contrario, que simplemente fluyamos ante los saltos emocionales a que esta Luna nos tiene acostumbrados y experimentemos el vértigo como un subidón que nos haga sentir revitalizados.
Acuario es ademas el signo vinculado a las revoluciones o cambios sociales, a los descubrimientos, la interconexión, las redes sociales y lo colectivo, así que es muy probable que veamos acontecimientos resaltantes en, al menos, algunos de estos ámbitos.
Dado que el dispositor moderno de este signo, el planeta Urano, se encuentra en el impetuoso y belicoso signo de Aries es muy posible que a nivel colectivo se vivan situaciones convulsas y, en algunos casos, violentas.
Este se encontrará retrógrado en este fogoso signo tan ligado al sentimiento de individualidad por lo cual es el tiempo perfecto para recordar que una verdadera revolución comienza por uno mismo, en su interior y hacer el debido ejercicio interno para vibrar en una frecuencia más elevada que resuene  con aquellos cambios que deseamos ver.
Esta retrogradación conlleva, sin embargo, el riesgo de retrasos o aletargamiento en los cambios que de alguna forma se habían venido gestando hasta ahora, o bien, de tener que hacer una revisión de los mismos pero, aún así, nos ofrece la oportunidad de reafirmarnos desde una nueva perspectiva para poder de este modo reinventarnos.
Por si fuera poco, esta Luna llena en Acuario se encontrará eclipsada, por lo que puede representar el oscurecimiento o debilitamiento de algún pueblo o nación, generando como consecuencia la reafirmación del ímpetu revolucionario o libertario que venza la inercia a la que ha sido sometido y, a pesar de su desmoronamiento sea capaz de revelarse confrontándose a las medidas violentas que estarán representadas por la conjunción del Sol y Marte en el opuesto signo de Leo.  
Al ser marte dispositor de Urano, puede deducirse que, a mayor intensidad cobren las revueltas o protestas mayor será el ensañamiento y la agresividad con que actúe quien detenta el poder para conservar su posición a toda costa.
No obstante, esta disposición energética también podría manifestarse a través de alzamientos de tipo militar que asistan al pueblo en su liberación.
Es de recordar que los sucesos detonados por los eclipses suelen desarrollarse a lo largo de unos meses, hasta que el próximo eclipse de la misma naturaleza, en este caso lunar, acontezca.
Sea como sea, un eclipse de Luna en Acuario promete acontecimientos significativos que remecerán los cimientos de algún pueblo o nación, representando algún tipo de crisis en ese lugar, ya sea de tipo económico, social o que provenga de alguna alteración de tipo climático o algún desastre natural, como podría ser algún terremoto, huracán, tornado o inundación, en resonancia con la energía acuariana, que implica ruptura, cambio radical y que está vinculada a los temblores, los vientos fuertes, las tormentas eléctricas y las lluvias torrenciales.
Foto:  NOAA

No obstante, teniendo en cuenta la conjunción del Sol y Marte en Leo, a la cual se confronta esta Luna, el elemento fuego podría también ser protagonista, ya sea que se trate algún volcán en erupción, un incendio, una ola de calor, etc.
Por otra parte, la presencia del dispositor tradicional de Acuario, Saturno, aún retrógrado, en conjunción a Lilith en el signo de Sagitario, nos remitirá a acontecimientos vinculados a los ámbitos político, religioso, filosófico, educativo, jurídico y a todos aquellos que tengan importancia a nivel internacional, los cuales cobrarán especial relevancia en esta Luna.
Saturno y Lilith en principio no se llevan bien, son energías que no tienen ningún tipo de afinidad, Saturno representa, entre otras cosas, las estructuras, el orden establecido, las normas, la planificación, mientras que Lilith simboliza la insumisión la rebeldía, el rehuir de aquello que nos somete, quizá en lo único que se pueden parecer es en su tendencia al retiro o aislamiento, pues Saturno es ermitaño por naturaleza y Lilith representa la proscripción, el exilio.  
La conjunción de tales energías en el signo de Sagitario puede por tanto hacer referencia, entre otras cosas, a dificultades o retrasos para viajar, viajes por motivos de exilio político, rechazo de lo foráneo, escenas de racismo o de segregación de tipo político y religioso, represión política de aquellos que se rebelen al sistema, sometimiento de sectores políticos de oposición a las estructuras del sistema por intereses o estrategia política, conformación de organizaciones antisistema.  Represión de ideales políticos o religiosos que amenacen con alterar el orden establecido.   
Igualmente, podría vislumbrarse una marcada tendencia al adoctrinamiento político, religioso y/o filosófico que puede generar por contraparte el surgimiento de estructuras educativas alternativas que desafíen tales condicionamientos, así como también el rechazo hacia la política, la religión e ideales de los que intentaremos alejarnos por considerarlos represores, limitantes, retrógrados, obsoletos o, simplemente, un fracaso.
Pues eso, que esta Luna será movidita y un buen momento, sin embargo, gracias al eclipse, para reconocer la sombra de lo colectivo y de qué manera nuestra idiosincrasia a veces puede jugarnos en contra, y otras, ser un valioso tesoro que nos puede hacer renacer ante circunstancias difíciles y limitantes.  
Sea como sea, la Luna en Acuario nos recuerda que en la unión está la fuerza, para bien o para mal, todo dependerá de cual sea nuestro propósito y nuestra motivación en común, de si responde a fines egoístas o a un noble ideal, como puede ser la libertad.
Es una Luna también para conectar con los amigos y recordar que son esa familia con la que hemos formado grupos de afinidad o que hemos adoptado en el alma por alguna extraña razón o sincronicidad del destino, quizá porque nos aportan ese aire de novedad y nos sacan de la zona de confort, algo muy propio del signo de Acuario.
En otro orden de ideas, puede que en el núcleo familiar propiamente ocurran cambios radicales o alguna situación inesperada, o bien, que la relación familiar esté atravesando una etapa bastante distendida, desenfadada y desapegada, conservando, no obstante, un aire amistoso.
También puede estar en el tapete alguna mudanza o remodelación de casa o local, o experimentar algún tipo de alteración que, de alguna manera, eclipse ese lugar al que nos habíamos habituado, para convertirlo en algo diferente.
El cambio implica desapego, soltar lo viejo para que lo nuevo pueda emerger, esa es la actitud que facilitará el transitar por esta Luna, mientras más nos aferremos a aquello que se ha hecho costumbre y que manifiesta una necesidad de cambio, más doloroso o incómodo será.  El cambio es una cualidad intrínseca de la naturaleza sin la cual no habría evolución.
Acuario es también el signo de la sabiduría, de la genialidad, del cambio de paradigmas, de la universalidad y del despertar de la conciencia, este nos puede hacer abrir los ojos a una nueva realidad, tanto como devolvernos en un instante a nuestra original naturaleza, y todo en una especie de salto cuántico revelador que no es más que el resultado de un largo proceso podría decirse más bien de naturaleza escorpiana que, gestándose en lo más profundo, finalmente abre paso a la irrupción de la energía acuariana que hace erupción, brinca, eclosiona, transportándonos a un mundo nuevo, o bien, a una nueva forma de percibir el mundo.
Esto no se consigue haciendo muchos talleres o leyendo muchos libros de autoayuda, sino mirando hacia adentro con esa curiosidad y frescura de quien quiere descubrir el universo para soltar todo aquello que creyó ser hasta ese entonces dejando espacio a la revelación de la original naturaleza del Ser.  
Como siempre la Luna llena en Acuario, será una excelente oportunidad para ello.
Nathacha Oura
Consultora de Astrología y Tarot

Luna Llena en Capricornio 2017


Se aproxima una Luna llena sumamente intensa, diría incluso, una Luna que infunde respeto, que hay que abordar con pies de plomo, con las emociones bien templadas y haciendo un esfuerzo especial si queremos realmente ir más allá de los condicionamientos que nos limitan o parecen limitarnos de alguna manera.
Y es que esta no será una Luna llena en Capricornio cualquiera.  La Diosa Madre celeste estará acompañada por el poderoso e intimidante Plutón, que aún sigue recorriendo la pedregosa senda de este signo, impregnándola de su energía oscura y misteriosa, como si la Luna no fuera ya misteriosa de por sí.  
Al producirse esta amalgama con Plutón, su misterio se verá elevado a la enésima potencia, mostrándonos el lado más oscuro pero también potencialmente luminoso de nuestro mundo emocional y proponiéndonos, por tanto, un trabajo de alquimia y empoderamiento interior.
A nivel emocional tenderemos a adoptar una actitud algo fría, distante  y pesimista, incluso sarcástica, que petrificará el entusiasmo que expresan el Sol y Marte desde el opuesto signo de Cáncer.
Puede que algunos experimenten esto como rechazo y/o juzgamiento y otros se sientan como si una aplanadora les hubiera pasado por dentro.  Sea como sea, la amargura y la pesadez propia o ajena pueden emerger y amenazar con hundirnos bajo su peso, sin embargo, si sabemos aprovechar la presencia de Saturno en Sagitario, quien es dispositor de esta Luna, podremos salir airosos adoptando una actitud estoica y optimista ante las dificultades o retos que puedan presentarse a la par que conseguir vencer esa pesadez interior que , de alguna manera, pareciera querer atenazarnos.
Uno de los objetivos a realizar con esta Luna será transformar nuestros miedos y bloqueos en esa fuerza motora que nos impulse a volar alto, levantándonos de nuestras propias cenizas, venciendo la inercia que nos ha mantenido estancados en alguna faceta de nuestras vidas.  
No hay nada más destructivo que el miedo, porque el miedo es paralizante y estar paralizado es como estar muerto en vida.  
Así que llegó el momento de empoderarnos y vencer esa esclavitud a la que el miedo nos ha mantenido sometidos, la esclavitud de aguantar situaciones intolerables, de bajar la cabeza ante las injusticias, de doblegarnos ante una autoridad muchas veces déspota e incluso cruel que hemos proyectado afuera porque no hemos sabido hacernos cargo de nuestra propia sombra, no hemos hecho el suficiente trabajo interior.  
Y esto vale tanto para lo personal como para lo colectivo.  Tal vez no nos respetamos lo suficiente como para no permitir que cosas realmente abominables sucedan, tal vez no hemos tenido el suficiente rigor para ser más críticos y poner un límite a aquello que definitivamente no está bien ni es correcto bajo ninguna óptica.
Tal vez hemos adoptado una actitud demasiado pasiva ante ciertas circunstancias, cayendo en el mortal letargo de la inercia.   Hemos vivido demasiado tiempo oprimidos y no es hasta ahora que hacemos mayor conciencia de ello y, precisamente, esta Luna va a ser determinante en este sentido, al hacernos sentir la frialdad y la pesadez de nuestras cadenas, aquellas impuestas o que, en algún momento de debilidad, inmadurez o torpeza, nosotros mismos aceptamos.
Y habrá un luminoso impulso interior que nos llevará a confrontarnos a esos condicionamientos, ese impulso estará representado por la conjunción Marte/Sol en el signo de Cáncer, que estará haciendo oposición a la conjunción Luna/Plutón.
Esto podría verse representado, por ejemplo, por un militar de alto rango o a algún personaje heroico y marcial, guiado por el más puro sentimiento patriótico, en una batalla contra un monstruo que tiene sometida a una nación, pero también podría representar al mismo gobernante de una nación acompañado de sus fuerzas militares e imponiendo su mandato a través de las armas.  Igualmente, puede representar el reconocimiento y ascenso concedido a militares como forma de asegurarse su respaldo y perpetuarse en el poder al utilizarlos para mantener al pueblo sometido;  todos estos acontecimientos pueden, incluso, desarrollarse se forma paralela, como es el caso de Venezuela.

Por contraparte, la oposición de fuerzas representada por ambas conjunciones puede bien representar la gloriosa lucha de ese bravo pueblo que  cansado de estar oprimido y ser reprimido, asuma el liderazgo que le corresponde y se empodere para transformar y derrocar a ese sistema caduco y destructivo que lo ha venido sometiendo durante largo tiempo.
Y aunque surjan liderazgos en ese proceso, no habrá mayor ni mejor liderazgo que el del propio pueblo, que se encuentra sometido a fuerzas que parecieran ser omnipotentes y que han olvidado que pueden poseer cualquier cosa menos nuestras almas y nuestra conciencia, que tarde o temprano los pueblos despiertan como un dragón dormido, se organizan y dan la batalla a ese otro dragón, ya moribundo, que ha usurpado su soberanía, condenándole a la miseria, la opresión y la desdicha.  Vale decir que este dragón moribundo se mostrará cada vez más cruel en un intento de preservar su poder, pero está cansado, pues sabe que le llegó su hora y se siente acorralado.  
Así que todo dependerá de ser capaces de tener una resistencia lo suficientemente fuerte y constante, disciplinada y organizada, pues esta batalla es precisamente de eso, de resistencia, y el pueblo podrá conquistar la victoria en la medida que sepa levantarse como un ave fénix de sus cenizas para ejercer la autoridad que le corresponde, a la par que lucha con toda la fuerza de su alma.
A un nivel más personal es hora de, precisamente, asumir esa autoridad que hemos ido delegando en otros y tomar la iniciativa de mostrar nuestro lado más sensible e intuitivo y conducirlo sabia y estratégicamente a ese empoderamiento que reclama, no olvidemos que la Luna es dispositora, por su regencia sobre el signo de Cáncer, de Marte y del Sol, presentes en ese signo, lo cual ayudará a encontrar la armonía a través del conflicto que propone la oposición si sabemos aplicar la disciplina necesaria para ello.
Con esta conjunción sólo aquello que nos es muy íntimo, familiar o que nos resuena a un nivel emocional, hará que aflore nuestro guerrero interior, representado por Marte en Aries, y se ponga a disposición de esa luz que desea mostrarnos el brillo y poderío de la sensibilidad, de la intuición, lo emocional, lo femenino, como es propio del Sol en Cáncer, porque es así como brilla un Sol en Cáncer, signo que también, al igual que la Luna, representa a los pueblos, las familias, las madres, la infancia, el hogar, las naciones.
Tal vez nos toque defender a nuestra familia u hogar de alguna situación amenazante o emprender algo importante en el ámbito de lo familiar que transformará la estructura del hogar o la familia, tal como podría ser la inversión en un inmueble o la llegada de un hijo o quizá algún negocio que nos permita empoderarnos y resurgir económicamente.
También será importante actuar con cautela, cosa que a Marte y al Sol en Cáncer les cuesta pues están dominados allí por factores emocionales que no pertenecen a su elemento habitual y pueden hacerles fluctuar en su propósito, no obstante, como he dicho, la presencia de la Luna en Capricornio, siendo su dispositora y estando en conjunción a Plutón puede llevar a estabilizar estos impulsos y darles un sentido más firme, estratégico, poderoso y transformador.  
No obstante, también podrían ser utilizados o manipulados por fuerzas contrarias a su favor, por tanto, la sabiduría con la que gestionemos nuestra voluntad será clave para determinar los resultados de este intenso proceso, tanto a nivel individual como colectivo.
Para completar el cuadro de estas pugnas, tensiones y desafíos, el planeta Júpiter se encontrará formando, desde el signo de Libra el ápice de una T cuadrada con esta poderosa oposición, por lo cual será importante prestar atención a los factores jupiterianos que puedan hacer pendular la balanza hacia un lado un otro.  
Júpiter tiene que ver, entre otras cosas, con los asuntos políticos, filosóficos, religiosos y aquellos vinculados a la educación superior, así como también a factores culturales e internacionales.  

Júpiter en Libra busca expandirse a través de la diplomacia, de esa búsqueda de armonía través del conflicto de la que he hablado antes, sin embargo, con la tensión representada por la cuadratura con Plutón en Capricornio, habrán muchos intereses oscuros implicados, tal como pueden ser asuntos relacionados con la explotación del subsuelo, mafias, terrorismo de estado, etc.
Así mismo hace referencia a temas legales, al derecho y búsqueda de la justicia, esta también puede verse contrariada, limitada y manipulada por esos intereses oscuros que quieren hacer cosas que contravienen las leyes y los derechos de los ciudadanos con el fin de lograr sus objetivos.
Esta cuadratura en T, nos puede también hablar de actos bélicos y terroristas vinculados a temas políticos y religiosos, que en realidad encubren intereses territoriales, en los que las élites de poder llevan a cabo una especie de tenebroso juego de ajedrez en función del cumplimiento de sus oscuros propósitos.
Igualmente es posible con esta configuración astrológica acontecimientos naturales donde la fuerza de la tierra y el agua estén implicadas, pudiendo propiciar inundaciones, derrumbes y aludes, por lo que es conveniente evitar las laderas de ríos o excursiones a la montaña en caso de presentarse o pronosticarse mal tiempo, sin embargo, si el tiempo y las condiciones lo permiten puede ser un momento fantástico para realizar una poderosa meditación en la montaña.
Por otra parte, existe mayor probabilidad de presentarse filtraciones de agua o problemas con cañerías.  
No olvidemos además que Marte, emplazado en Cáncer, sigue siendo dispositor de Urano, pues este aún se encuentra transitando por el signo de Aries y, de paso, se encontrarán en cuadratura, así que los desastres o asuntos inesperados relacionados con el agua pueden activarse en torno a la Luna llena, que se ve implicada e esta tensa configuración o, incluso, durante algún otro momento en el transcurso de este ciclo lunar.
Cabría señalar, de igual manera, que Luna en conjunción a Plutón en este plenilunio capricorniano también podría activar algunas fallas y volcanes.
Dicha conjunción está vinculada también a asuntos relacionados con sitios oscuros y/o subterráneos como sótanos, cuevas, minas u otro tipo lugares misteriosos y confinados, así como a aquellos donde se mueven energías densas, oscuras, o bien, poderosas y transformadoras, tales como cementerios, rincones esotéricos, lugares de poder, escuelas de Yoga, Centros de Terapias, etc.
A un nivel más personal, convendría durante esta Luna ser más cuidados con la alimentación, evitar alimentos chatarra, muy picantes o que puedan resultar difíciles de digerir, pues podrían generarnos algún malestar, ya que el sistema digestivo estará más delicado y susceptible a padecer trastornos e, incluso, intoxicaciones.
No es mi intención ni mucho menos ser profeta del desastre, sólo advertir sobre la naturaleza de los acontecimientos que podrían presentarse durante esta lunación.  
Lamentablemente, la oposición Marte/Plutón tiende a sucesos violentos, incómodos, transformadores y destructivos.  Son energías intensas que estarán pugnando entre sí y esto verá su manifestación de alguna manera, esperemos con el menor daño o molestia posible.  
Es otro orden de ideas, es un momento ideal para trabajar el empoderamiento femenino,hacer terapia, practicar Yoga, o bien, para experimentar nuestra sexualidad, toda vez que estemos dispuestos a rendirnos al placer y transmutar esos bloqueos o resistencias que a veces pueden aparecer en este terreno.

Sea como sea, se vivirán situaciones intensas y transformadoras donde se pondrá a prueba nuestra fortaleza interior y nuestra capacidad de respuesta, serán hechos que nos pedirán madurez, responsabilidad, paciencia y cautela, combinados con sensibilidad, intuición e impulso protector.  
Es posible que se trate de alguna situación donde tengamos que templar las emociones y modular los impulsos interiores para canalizarlos de forma constructiva, racional y estratégica.  Quizá el tótem de la serpiente, del águila o del ave fénix puedan servirnos de referente sobre como actuar en estos momentos.  
Debe imponerse, sobre todo, la sabiduría, el empoderamiento, una actitud prudente y planificadora, que exprese sólo lo justo en el momento justo, gestionando sabiamente los instintos y actuando sólo en el momento oportuno, cuando sea conveniente, sin dispersar fuerzas, todo ello aunado a una visión elevada que nos permita tomar perspectiva atenta y superior sobre los acontecimientos y a una fortaleza de espíritu, una voluntad inquebrantable que nos sostenga.
Es fundamental activar la resiliencia y la capacidad de transmutación interior que nos permitan remontar las dificultades y reestructurarnos interiormente a través de ese proceso alquímico que nuestra evolución demanda en estos momentos.
Así que no nos dejemos intimidar por el lado oscuro de la fuerza, más bien hagamos un esfuerzo por integrar ese poder que habita en nuestra sombra para dejar de proyectarlo, eso forma parte de la necesaria maduración a la que esta Luna nos invita.  Empoderémosnos en el factor tiempo, pues este será fundamental y puede jugar a favor o en contra, según nuestra disposición y nuestra capacidad de mayor o menor organización.
Ganémosle al miedo conquistando los fantasmas con los que han querido aterrorizarnos o con los que nosotros mismos nos hemos subyugado y limitado.  Venzamos nuestras resistencias internas para que podamos mudar la piel y renacer más fuertes, luminosos y sabios.
Recordemos que aquello que no nos mata nos fortalece, así que la fuerza nos acompañará indefectiblemente porque no es algo externo, es algo muy poderoso que habita en nuestro interior y tal vez sea a eso a lo que tenemos más miedo, a descubrir cuan poderosos somos, porque el poder implica una gran responsabilidad, asumámosla y no la deleguemos más a oscuros intereses, es el momento de que la luz oculta en la sombra brote como lo hace una semilla.
Meditemos en ello y obremos en consecuencia…  Lo que no evoluciona, se estanca, así que propiciemos la transformación de lo caduco para que pueda la vida seguir fluyendo y trascendiendo a la muerte.
Nathacha Oura

Consultora de Astrología y Tarot
Astrocoach